malonso@coachingpositivo.eu
La soledad
La soledad
“Para mí vivir es no tener prisa, contemplar las cosas, prestar oído a las cuitas ajenas, sentir curiosidad y compasión, no decir mentiras, compartir con los vivos un vaso de vino o un trozo de pan, acordarse con orgullo de la lección de los muertos, no permitir que nos humillen o nos engañen, no contestar que sí ni que no sin haber contado antes hasta cien como hacía el Pato Donald... Vivir es saber estar solo para aprender a estar en compañía, y vivir es explicarse y llorar... y vivir es reírse...”. Carmen Martín Gaite.
Hola de nuevo, en esta ocasión quiero hablaros de otro sentimiento: la soledad. En estos momentos hay muchas personas que se han quedado solas en sus casas;quiero hacer especial hincapié en las personas mayores y en las más vulnerables, es posible que me deje algunas ¡¡¡¡¡disculpadme ¡!!!!


“Naces solo y mueres solo, y en el paréntesis la soledad es tan grande que necesitas compartir la vida para olvidarlo”.

Erich From.



A lo largo de la vida, como personas que vivimos en sociedad nos sentimos acompañados por nuestras familias, parejas,hijos,amantes, compañeros de trabajo,etc. Sin embargo y a pesar de todas las compañías seguro que hay algún momento en que nos hemos sentido sol@s o nos sentiremos.

Algunos se han sentido sol@s en la adolescencia, incomprendidos; otros cuando la pareja se rompe, vacíos y perdidos; otros cuando perdemos a un ser querido; otros cuando los hijos se van del nido y hacen su vida; otros cuando mueren nuestros padres y nos sentimos huérfanos; otros en el trabajo, donde no nos sentimos alineados; otros…

TOD@S en algún momento vamos a sentir la soledad física. Es por ello que debemos prepararnos. Hay alguien que nunca se va a ir, tu mism@. Tú eres tu mejor amig@, aprende a cuidarte a respetarte, a quererte… La amistad hacia una misma es de suma importancia, ya que sin ella no se puede ser amig@ de nadie.


“Nunca estoy completamente sola, siempre estoy conmigo misma.”



Entonces ¿Qué es el sentimiento de la soledad? Es un fenómeno mental y emocional complejo que tiene en su base una emoción intensa. Cada vez que recordamos ese sentimiento o lo anticipamos, sentimos una punzada de ansiedad por separación que experimentamos como soledad. Por tanto, la soledad es un estado mental, al igual que la depresión, la ansiedad o el miedo. A esto le llamamos soledad emocional y está vinculada a los sentimientos de incomprensión, tristeza e inseguridad.


“Tenemos que vivir con nuestra soledad y el destino que impulsa a cada persona al orden de las cosas”.

Cecile de France.





Sin embargo, no todas las soledades son iguales. ¿Qué tipos de soledad existen? Hay diferentes clasificaciones, en esto momentos y dadas las circunstancias, voy a centrarme en estas:
  • Soledad interna: Es un dolor interno que te avisa de que algo no va bien en tu vida, en tu fuero interno. Te sientes solo aún cuando estas acompañado por otras personas, pero sientes que no conectas. Tiene una función positiva, te avisa de que algo no va bien. Te sientes solo en un momento determinado o en un contexto concreto. Por ej.: en la universidad, o en el trabajo, etc...
  • Soledad existencial: es más profunda todavía, es cuando te haces preguntas sobre la vida y el más allá. Es la duda existencial.Preguntas filosóficas que no tiene respuesta y te hacen sentir un dolor muy profundo ¿qué hago aquí? ¿para qué sirve mi vida? Esta no se resuelve haciendo amigos. También puede surgir cuando perdemos a un ser querido y no estábamos preparados o no hemos podido despedirnos. Por ejemplo, lo están viviendo las personas que no han podido acompañar a sus familiares y seres queridos en esta pandemia.
  • Soledad impuesta o transitoria: es la que estamos viviendo ahora en nuestras casas con el aislamiento. Algunas personas se han quedado solas,personas mayores, personas que vivían autónomas, personas que no les ha dado tiempo de llegar con los suyos por el confinamiento, etc. Esta soledad impuesta puede producir una serie de privaciones materiales, pero sobre todo privaciones sociales y de relación a las que se somete a la persona. Aparece sensación de aislamiento, sensación que se corresponde con hechos objetivos, como falta de actividades de ocio y tiempo libre en la comunidad o el hecho de vivir en un lugar muy reducido y apenas salir de él. En algunos casos, hay profesionales que están tele trabajando con unas jornadas laborales muy exigentes y pueden llegar a sentir mucho estrés y ansiedad en sus domicilios. Más los otros roles que también tenemos que asumir: profesoras, amas de casa, animadoras, mediadoras en los conflictos, etc...
  • Soledad positiva: es la soledad buscada, la que te ayuda a estar centrada contigo mismo, la que te hace sentir que estás creciendo como persona. Es la que surge cuando disfrutas de estar a solas contigo mismo y hacer planes como si fueras tu mejor amiga. En momentos de introspección, la soledad se convierte en un bien necesario para poder bucear en el mundo interno. Algunas personas la soledad la conecta con su ser y le alimentan para continuar en las relaciones sociales.
  • La soledad en pareja: es la que se vive en una pareja rota; sin duda es uno de los síntomas de que algo no va bien en la relación. Esta soledad es contraria a la propia esencia del amor que es una suma y no una resta. Sin embargo, no existe soledad más desgarradora que la de estar con alguien que te hace sentir aislado. Muchas parejas en esta situación de aislamiento, se van a sentir muy solas,incomprendidas, lejanas etc. en definitiva no acompañadas en el proyecto de vida que se habían forjado y surgirán rupturas y separaciones a posteriores. Ya tenemos el dato de como se ha incrementado las separaciones, por ejemplo en China. Y en la escalada más alta, la de la violencia dentro de la pareja. Tal y como dice Mireia Cabero. “En relaciones que ya están rotas antes del encierro, o en las que hay conductas abusivas, hay que extremar la alerta. Las personas violentas ahora lo tienen más fácil si cabe”.

“Tan sola no me has dejado, que estoy conmigo y me basta, igual que siempre lo he estado“.

El diario de Anna Frank.



Si quieres leer más sobre los tipos de soledad, te dejo este enlace, para que profundices algo más.

Los profesionales de la salud (médicos, psicólogos, psiquiatras, etc.) sabemos desde hace tiempo que la soledad no es buena para la salud mental, a excepción de la elegida. La soledad impuesta, tiene asociadas patologías como la depresión, el estrés, la ansiedad y la falta de autoestima. Algunos estudios sugieren que la soledad puede causar enfermedades con consecuencias graves para nuestra salud. Por qué la soledad nos enferma - BBC News Mundo.

Psicólogos de la Universidad de Chicago y de la Universidad Estatal de Ohio han demostrado que las personas que están socialmente aisladas desarrollan cambios en sus sistemas inmunológicos, que provocan una condición conocida como inflamación crónica.Las inflamaciones temporales son necesarias para la cura de cortes o infecciones, pero si la inflamación persiste en el tiempo puede llevar a padecer enfermedades cardiovasculares y cáncer.




Por todo ello, y para prevenir en la medida de lo posible voy a lanzar varias estrategias para combatirla. ¿Cómo nos podemos acompañar? Por lo tanto, ¿qué podemos hacer para superar la soledad? Y evitar enfermar más. Hoy por hoy va a ser inevitable que algunas personas estén solas. NO hay alternativa, es lo que hay y hay que asumirlo, a pesar de los riesgos.

Quizás te interese y te pueda ayudar algunas de estas estrategias: "Cómo superar la soledad: 5 claves para romper el aislamiento".


Necesitamos entre toda la sociedad,encontrar la manera de ayudar a la gente que está más sola o se siente así y crear redes de apoyo. 
Iniciativas para paliar la soledad ¿cómo podemos hacerlo?

De los enfermos aislados:
  • Sumarnos a la iniciativa de que puedan ver la TV y sea gratis en los hospitales , los que puedan se entiende. Saber más.
  • Seguir cada día apoyando a nuestros profesionales sanitarios, a nuestros porteros, a los transportistas, el personal que nos atiende en el supermercado, a los que nos recogen la basura, a nuestros panaderos, a las personas que cuidan a nuestros ancianos, a las que limpian, etc... saliendo a nuestras ventanas y aplaudiéndolos a las 20:00h de la tarde. 

De los ancianos:
  • Cartas a los vecinos ancianos por parte de otros vecinos, ofreciéndose a hacer la compra. Saber más.
  • Compañía, redes de voluntarios, vecinos, etc... Saber más.
  • Llamadas de teléfono de los seres queridos, videoconferencias , Whatsapp, mensajes , etc...

Para las mujeres víctimas de violencia de género: 
  • Ante estas situaciones graves, los vecinos que podemos escuchar golpes o gritos, tenemos que activar el coraje y buscar apoyo exterior enseguida. Debemos colaborar más que nunca dando aviso a las autoridades ante sospechas de maltrato en el hogar. Para situaciones de emergencia, puedes llamar al 112 o a los teléfonos de emergencias de Policía Nacional (091) y de Guardia Civil (062), que siguen prestando servicio. Todos los teléfonos son gratuitos. Saber más.

Y para tod@s, y como ya sabes los seres humanos somos cuerpo, mente, espiritualidad y seres sociales. Alimenta y nutre las cuatro áreas: 

En lo social: 
  • Contacta con tus seres querid@s y comunícate a diario con ellos por teléfono, videoconferencia, Skype... o lo que se te ocurra.

En lo físico:
  • Mantén las rutinas.
  • Sigue practicando tus hobbies y aficiones (yoga, Pilates, estiramientos, etc...) cada cual lo que le guste. Un ejemplo que me ha llegado y me ha gustado mucho, pero hay miles en las redes y en Whatsapp.
  • Cuida tu cuerpo, mantén tus hábitos de aseo personal , vístete , dúchate, aféitate o ponte una mascarilla para seguir cuidándote y sentirte bien.
  • Baila.
  • Date un masaje o que te lo den, al menos uno facial. Comparto una sobre yoga facial, que me encantó.
  • Intenta dormir bien y tener un sueño reparador.

En lo mental:
  • Aprovecha para leer, estudiar, etc...
  • Para hacer cursos online y aumentar tu conocimiento.
  • Ve pelis, series de documentales que tenías pendiente y te aporten buen humor o te inspiren…no estés todo el día viendo noticias ni siguiendo las redes sociales y/o Whatsapp. Dosifícate.
  • Los psicólogos te puede ayudar ser más asertivo, mejorar tu autoestima, hacer meditación, mindfulness, yoga, etc...
  • Etc...

Y en lo espiritual: 
  • Para cultivar tu espíritu y espiritualidad (yoga, meditación, mindfulness, rezar si eres creyente, etc...)

Todas estas estrategias y técnicas podemos entrenarlas. Los psicólogos y coach podemos acompañarte. Si en estos momentos tan delicados necesitas apoyo, ponte en contacto conmigo. Utilizaremos la videoconferencia o el Skype, y si tienes problemas económicos, en estos momentos no será un hándicap.

¡¡¡¡¡Si puedes asómate a la ventana, al balcón y conecta con tus vecin@s…sino prueba a imaginártelo! ¡Tú puedes ¡!!




“La valía de una persona se mide por la cuantía de soledad que le es posible soportar”.

Friedrich Nietzsche.



Ah, y si estas sana y sin síntomas, no dejes de agradecer a la vida el regalo que te ha dado. 
DEJA TU COMENTARIO
Compartir en:
VOLVER