malonso@coachingpositivo.eu
¿Por qué sentimos miedo?
¿Por qué sentimos miedo?
"Según un cuento chino, un rey, famoso por su coraje y ecuanimidad, perdió casi todo su reino y hasta el último de sus soldados, como consecuencia de los violentos ataques y saqueos de las hordas bárbaras. No le quedaban más que dos servidores y su castillo era el último bastión que impedía a los conquistadores dominar sus territorios y esclavizar las aldeas diezmadas por el continuo acoso.
Y llegó el día en que se supo que los bárbaros avanzaban hacia las puertas de la ciudad con la intención de poner cerco al palacio. Se cuenta que esa noche, cuando llegaron las noticias del avance enemigo se vio el rostro del monarca marcado por el temor y la responsabilidad, pero en ningún momento abatido por el miedo.

Al amanecer el rey ordenó a sus servidores que abrieran todas las puertas y ventanas, y acto seguido se instaló en una de las almenas a fin de observar la llegada de los invasores. Inmutable, les vio avanzar hasta la escalinata de palacio. Pero su serenidad perturbó hondamente a los bárbaros. Éstos supusieron que les esperaba una trampa en su interior. En vez de poner cerco a aquel lugar, el jefe reunió a sus hombres y tocó a retirada.

El rey dijo entonces a sus servidores: -Ved, y no olvidéis nunca que, una misma emoción, el miedo, a ellos les ha impulsado a huir atemorizados y a nosotros nos ha motivado a permanecer en nuestro puesto, encontrando una respuesta creativa a tan atemorizante situación."
Hola, de nuevo. En estos tiempos de incertidumbre estoy observando en la sociedad, en las familias y en la personas una emoción muy intensa: el miedo. Miedo a la enfermedad, a la muerte, a la pérdida de un ser querido, a perder el trabajo, a la soledad, incluso miedo al miedo… lógico y normal dada la situación mundial de crisis sanitaria.

Entonces, ¿qué es el miedo? El miedo es una de las emociones básicas, considerada una emoción primaria y universal. Nace en nuestro cerebro, dependiendo de nuestros filtros mentales, que origina la reacción de alarma del organismo. La principal estructura cerebral encargada de la respuesta de miedo es la amígdala. El miedo es una emoción que genera grandes consecuencias sobre el organismo y que se ha encontrado en personas de todas las culturas que se han estudiado.

¿Para qué sirve? Sin duda es un buen mecanismo para adaptarnos al entorno y a sus peligros. Su función es la de protegernos ante situaciones de riesgo. Asegura nuestra supervivencia, como individuo y como especie. El miedo se activa cuando detecta una amenaza, haciendo que nos retiremos de esta situación. Esta amenaza puede ser para nuestra integridad física o nuestra vida, así como para nuestra reputación, nuestra autoestima, auto concepto o nuestra seguridad, en función de la idea y las creencias que tengamos al respecto.

En definitiva, el miedo cuando nos ayuda a alejarnos de un suceso, persona o situación que no estamos preparados para afrontar, es una emoción adaptativa. Nos protege y hace que protejamos a nuestros seres queridos, a nuestros vecin@s, compañer@s, a nuestra micro sociedad.

Como dice mi colega, Julio de la Iglesia, coach y tedax, “el miedo es de valientes“.




Pero ¿qué pasa cuando esta emoción es muy intensa? Pues puede llegar a ser desadaptativa, disfuncional. Lo reconocerás cuando el miedo se te va de las manos y sientes angustia, pánico, cuando te paraliza.

Actualmente, y en relación con el coronavirus, puedes sentir uno o varios de los siguientes síntomas:
  • Nerviosismo, agitación o tensión, con sensación de peligro inminente, y/o pánico.
  • No puedo dejar de pensar en otra cosa que no sea la enfermedad, o la preocupación por enfermar. 
  • Necesito estar permanentemente viendo y oyendo informaciones sobre el tema que me preocupa.
  • Tengo dificultad para concentrarme o interesarme por otros asuntos.
  • Me cuesta desarrollar mis labores cotidianas o realizar el trabajo adecuadamente; el miedo me paraliza.
  • Estoy en estado de alerta, analizando mis sensaciones corporales, e interpretándolas como síntomas de enfermedad, siendo los signos normales habituales. 
  • Me cuesta controlar mi preocupación y pregunto persistentemente a mis familiares por mi estado de salud.
  • Percibo un aumento del ritmo cardíaco, respiración acelerada (hiperventilación), sudoración, temblores sin causa justificada. 
  • Presento problemas para tener un sueño reparador. 
  • Etc..

Los psicólogos y en concreto, el Colegio de Psicólogos de Madrid proponemos las siguientes pautas (i):
  • Lo primero y más importante: Tú eres fuerte y capaz. Eres una persona única y genuina. Puedes mantener la calma y el control. Si no es así, pide ayuda de un profesional. Puedo ayudarte por Skype, contacta conmigo en estas fechas, y si no tienes ingresos lo haré de manera gratuita.
  • Mantén una actitud optimista (dentro de lo posible) y objetiva. No te dejes llevar por los rumores y las falsas noticias “fake news”. No contribuyas a dar difusión a bulos y noticias falsas. No alimentes tu miedo ni el de los demás.
  • Lleva a cabo los hábitos adecuados y de higiene y prevención que recomienden las autoridades sanitarias. 
  • Evita hablar permanentemente del tema. 
  • Recurre a tú red social: apóyate en tu familia, amig@s, compañer@s, etc. Si no puedes estar con ellos, llámales, haz videoconferencias, Skype, etc...
  • Sé una persona solidaria y altruista, ayuda a tu entorno a mantener la calma y a tener un pensamiento adaptativo a cada situación. Pero también a tus vecin@s, a las personas más vulnerables (ancianos que ahora están solos, personas con sufrimiento psíquico que están más asustadas que nunca, personas con enfermedades asociadas que son más vulnerables, etc.). Cuida y protege a las personas mayores.


  • Y sobre todo, acude a fuentes oficiales y busca información contrastada por expertos: Ministerio de Sanidad, Colegios Profesionales Sanitarios, Organismos Oficiales, OMS, médicos amigos y / o conocidos, etc... verifica la información, no te creas todo lo que se dice ni te mandan por las redes sociales o whatsapp.
  • Procura, en la medida de lo posible, seguir las recomendaciones sanitarias y crear rutinas en casa.
  • Ten mucho cuidado con las conductas de rechazo, estigma y/o discriminación. El miedo puede hacer que nos comportemos de forma impulsiva, rechazando o discriminando a ciertas personas. TODOS y TODAS podemos contagiarnos, o nuestros seres queridos y nos gustaría que nos atendiesen y cuidasen. Te recomiendo que mires este vídeo.

Como dice mi admirada psicóloga Fabiola Cuevas; experta en ansiedad y miedo, el miedo se puede superar. Los psicólogos conocemos técnicas (reestructuración cognitiva, desensibilización sistemática, afrontamiento positivo) y estrategias de terapia cognitivo conductual (parada de pensamiento, estrategias de distracción, incluso técnicas de autoestima y de asertividad, etc...) que te ayudaran a superarlo.

Aquí te dejo varias estrategias:


Además este vídeo para que revises tus niveles de ansiedad y como superarlos:


En relación a esto último, quiero aclarar, que en España lo que recomiendan las autoridades sanitarias es quedarse en casa, y si tienes síntomas aislarte en una habitación ventilada, te adjunto las recomendación de la Comunidad de Madrid, no dejes de leerlas. Hay información muy valiosa en la página:


Mi hijo es scout, y tenemos una ley que dice: sonríe y canta ante las dificultades. Eso hacemos. Disfruta de tu presente de la compañía de tu familia y seres queridos. Recuerda que puedes sentirte acompañada aunque físicamente estés sola, haz todo lo pendiente, reflexiona, medita, juega con tus hijos, planifica y organízate el día, etc... y, sobre todo,  sigue las recomendaciones, sé responsable.


Por lo tanto, y frente al miedo, alegría, coraje y fortaleza; frente a la crisis permanente, la solidaridad, el altruismo, la colaboración y la unión de todas las personas.

¡¡¡¡¡ LA ÚNICA FORMA DE VENCER AL MIEDO, ES ENFRENTÁNDOTE A ÉL!!

Seguimos en contacto… No estás sol@ y sino sal a la ventana y haz un reconocimiento a todos aquellos profesionales y personas que con su trabajo no están haciendo la vida más fácil.



(i) RECOMENDACIONES DIRIGIDAS A LA POBLACIÓN PARA UN AFRONTAMIENTO EFICAZ ANTE EL MALESTAR PSICOLÓGICO GENERADO POR EL BROTE DE CORONAVIRUS-COVID 19. Colegio oficial de Psicología de Madrid.

DEJA TU COMENTARIO
Compartir en:
VOLVER